Fernández Ramírez, Salvador (1896-1983) New!

Vida

Salvador Fernández Ramírez fue un filólogo, gramático y lexicógrafo español del siglo XX. Nació en Madrid, en 1896, en el seno de una familia modesta. Tras realizar los estudios básicos, comenzó a trabajar para poder sufragar el resto de su formación, que terminó con sendas licenciaturas en Filosofía y Letras (1921) y en Derecho (1930), cursadas en la Universidad Central. Inclinado por su pasión humanística, pretirió las cuestiones legales y privilegió su formación filológica, que completó con una estancia en la Universidad de Hamburgo y con 15 años de trabajo en el Centro de Estudios Históricos. En esta última institución, a las órdenes de Ramón Menéndez Pidal (1869-1968), trabó amistad personal y relación profesional con los principales nombres de la Escuela de Filología Española. En 1936, cuando ejercía como profesor ayudante en la Universidad madrileña, estalló la Guerra Civil (1936-1939), que lo sorprendió de vacaciones en San Rafael (Segovia), una zona del país que rápidamente se posicionó del lado de los militares sublevados. Fernández Ramírez, que nunca fue muy beligerante en cuestiones políticas, se vio separado de su hogar, por lo que decidió instalarse en Salamanca, de donde procedía su mujer. Pasó la contienda, sin grandes sobresaltos, instalado en la capital charra, en cuyo instituto de segunda enseñanza comenzó a dar clases, actividad que también realizó de forma ocasional en el de Plasencia (Cáceres). Ya a comienzos de los años 30 había alternado su trabajo académico con la docencia en las enseñanzas medias –en 1933 dictó clases en el instituto de Miranda de Ebro (Burgos)–, pero fue tras el final del conflicto bélico cuando, por medio de una oposición, definió su trayectoria profesional. Vivió un breve proceso de depuración en 1940, tras el cual alcanzó el doctorado y recuperó su condición de profesor ayudante. Aunque nominalmente estuvo vinculado a institutos de otras partes de España, como los de Torrelavega (Cantabria) o Valencia, pasó el resto de su vida en Madrid, dando clase en los institutos Lope de Vega y Beatriz Galindo, donde se jubiló en 1966. Su carrera profesional se vio salpicada por numerosas excedencias, dedicadas a la docencia universitaria, a su trabajo en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y a la composición de una gran cantidad de obra erudita. Todavía hoy se desconoce por qué nuestro protagonista renunció a desarrollar una carrera universitaria, perfectamente asequible para alguien con su formación; incluso a las puertas de su jubilación, recibió una oferta de la Universidad de Wisconsin que también rechazó. Los últimos años de su vida estuvieron ligados a la Real Academia Española, donde ocupó el sillón Z, hasta que la muerte lo sorprendió a los 87 años en su ciudad natal.
La investigación considera a Salvador Fernández Ramírez como el gramático español más relevante de los decenios mediales del siglo XX. Quizás su obra no ha tenido la trascendencia que merecería porque mucha de ella fue llevada a las prensas póstumamente, a partir de los años ochenta del siglo pasado, de la mano de alguno de sus discípulos o herederos intelectuales, como José Polo (1934-2018), Ignacio Bosque (1951-actualidad) o Bienvenido Palomo Olmos (¿?-¿?). Sea como fuere, cabe destacar que nuestro autor no desdeñó ningún tipo de estudio, ya fuera literario, lingüístico o pedagógico. No obstante, el grueso de su actividad se centró en dos ámbitos concretos: la Lexicografía y, sobre todo, la Gramática. Respeto a la primera, hay que mencionar su colaboración –en el seno del Seminario de Lexicografía de la Academia y en compañía de Samuel Gili Gaya (1892-1976) y Rafael Lapesa (1908-2001)– en el truncado proyecto del Diccionario histórico. Y respecto a la segunda, debe mencionarse su Gramática española, que comenzó a redactar en 1934 y de la que solo vio la luz el primer tomo en vida del autor, aunque buena parte de sus ideas cristalizaron en el Esbozo académico de 1973. Finalmente, a lo largo de la década de 1980, fueron publicados el resto de tomos. En la actualidad, esta obra constituye el Archivo gramatical de la lengua española (AGLE), incluido entre los contenidos que ofrece al público el Centro Virtual Cervantes.


Obra


Bibliografía


Jaime Peña Arce